Jesus del Puente
Semana Santa de Cuenca. Jesús Nazareno del Puente Semana Santa de Cuenca. Jesús Nazareno del Puente Semana Santa de Cuenca. Jesús Nazareno del Puente Semana Santa de Cuenca. Jesús Nazareno del Puente Semana Santa de Cuenca. Jesús Nazareno del Puente

Jesús Caído y la Verónica




Vble. Hermandad de Nuestro Padre Jesús Caído y la Verónica

 

La Hermandad de Nuestro Padre Jesús Caído y La Verónica fue fundada tras la Semana Santa de 1942, con el fin de participar en la procesión de la madrugada del Viernes Santo. Contaba para ello con una primera imagen obra de Ricardo Font. Sin embargo, la Hermandad de Ntro. Padre Jesús Nazareno de El Salvador ya había fraguado la idea de desfilar procesionalmente con una imagen bajo la misma representación, que sustituyera a la que la misma Hermandad pusiera en la calle en los años anteriores a la Guerra Civil.

Después de un duro debate entre ambas cofradías se consideró optar por la decisión salomónica de que la nueva Hermandad se incorporara, ya en 1945, a La Archicofradía de Paz y Caridad y a la procesión de Jueves Santo. Uno de sus grandes caballos de batalla fue siempre el lugar donde debería recibir culto durante todo el año, y de paso, el lugar donde debiera incorporarse a la procesión de Jueves Santo. Después de haber estado muchos años de su historia en la capilla del Colegio de los Salesianos (actual biblioteca general universitaria del campus de Cuenca), el paso fue trasladado a la iglesia de San Andrés, y desde allí a la nueva parroquia de San Fernando, lugar donde reciben culto tanto la imagen actual como la anterior, de Ricardo Font.


Verónica, en su origen no es en sí mismo un nombre propio, sino que procede de la palabra latina verum (verdadero) y el término griego ikonos (icono, imagen), porque representa la verdadera imagen de Cristo. Según la tradición de los Evangelios Apócrifos, una mujer salió de entre la muchedumbre para empañar el sudor que emanaba el rostro de Cristo, de modo que en el lienzo se quedaron para siempre grabados sus rasgos humanos.

Convertida en una de la estaciones del Vía Crucis, ha pasado a la iconoghrafía sagrada, especialmente desde la época del Barroco. Martínez Bueno talla un sólido grupo escultórico de tres imágenes, Jesús con la cruz a cuestas, rodilla en tierra, es ayudado por El Cirineo, tras él, quedando al frente de la imagen de La Verónica, que muestra el lienzo sagrado al espectador. Este lienzo fue recientemente pintado por el conquense Óscar Pinar.

 

 

TEXTOS: Junta de Cofradías de la Semana Santa de Cuenca.

 



M. A. y V. H. Ntro. Padre Jesús Nazareno del Puente
Plaza Yesares, 1 bajo
16001 - CUENCA