Jesus del Puente
Semana Santa de Cuenca. Jesús Nazareno del Puente Semana Santa de Cuenca. Jesús Nazareno del Puente Semana Santa de Cuenca. Jesús Nazareno del Puente Semana Santa de Cuenca. Jesús Nazareno del Puente Semana Santa de Cuenca. Jesús Nazareno del Puente

Recorrido Procesional




A las 16:30 h. de cada Jueves Santo, desde la Parroquia de Nuestra Señora de la Luz, sale la Procesión de Paz y Caridad.

Continúa por Calderón de la Barca, Carretería, plaza de La Hispanidad, Aguirre y avanza por la calle de Las Torres, donde comienza el ascenso a la parte alta en la Puerta de Valencia. Continúa su ascensión por Alonso de Ojeda, San Vicente, Plaza de El Salvador, Solera y la estrecha calle del Peso.

 

Desde ahí, el magno desfile, de extraordinaria belleza, continúa subiendo en esta Tarde Santa por Alfonso VIII hasta la Plaza Mayor.

 

Una vez completada su subida el último paso, comienza el descenso por Alfonso VIII, con el tradicional Miserere en San Felipe Neri, para continuar por Andrés de Cabrera, La Puerta de San Juan y, tras sortear las curvas de El Escardillo y La Audiencia, avanzar por la calle Palafox, pasar sobre El Huecar por el Puente de La Trinidad, y enfilar la avenida de La Virgen de la Luz, hasta cruzar de nuevo el puente de San Antón y terminar en el templo de procedencia, la iglesia de Nuestra Señora de La Luz, alrededor de la medianoche.

 

Momentos de especial interés

 
Entre ellos podemos citar:
 
La salida de la procesión, en la que la iglesia y sus alrededores se inunda de un colorido y un ambiente especiales.
 
El ascenso por las calles de El Peso y Solera, donde la angostura de las calles da un marco y un sabor especiales a la procesión. Los pasos hacen maniobras difíciles para embocar las dos calles y las imágenes proyectan su sombra sobre los paredones creando escenas de singular belleza. 
 
La llegada a la Plaza Mayor, abarrotada de público, con la entrada solemne de los pasos en busca de sus lugares de descanso.
 
La parada, en el descenso, frente a la Iglesia de San Felipe, donde el Coro del Conservatorio de Cuenca dedica a los pasos el tradicional Miserere.
 
Las curvas de La Audiencia Provincial, en la que el desfile serpentea, cruzándose las vistas de los distintos pasos, que deben esmerarse para describir correctamente las cerradas curvas del recorrido.
 
La llegada al bulevar de San Antón, de enorme expectación, en la que los pasos aparecen detrás del edificio Palafox y cruzan el huécar en preciosa estampa sobre el puente de La Trinidad.
 
El final de la procesión al cruzar el puente de San Antón. Los hermanos, cansados todos y agotados algunos, hacen un último esfuerzo por estirar y embellecer el desfile que se acaba.
 
Son muchos los hermanos que, fieles a su hermandad, se sienten convocados a la puerta de la iglesia, vestidos o no de nazarenos, para ver a su Imagen de siempre cruzar el puente y despedirse de ella con una última oración, un último recuerdo tantos años repetido, una última lágrima contenida que se ofrece a Nuestro Padre Jesús o a Nuestra Señora. 
 

 



M. A. y V. H. Ntro. Padre Jesús Nazareno del Puente
Plaza Yesares, 1 bajo
16001 - CUENCA